Carrera profesional, personal temporal y trato discriminatorio.

carrera profesional

Carrera profesional, vínculo temporal y tratamiento discriminatorio.

La carrera profesional se articula a través del reconocimiento individual de un determinado grado previa evaluación de distintos requisitos. La concesión de un grado -excepto el inicial- implica un incentivo económico para el empleado público. Ahora bien, la regulación de la referida carrera, y en su caso las órdenes por las que se aprueban determinadas convocatorias no siempre determinan un tratamiento igualitario para todos los profesionales afectados. Esta diferencia de trato puede incurrir en situaciones discriminatorias hacia el personal temporal, como en el supuesto que comentaremos a continuación.

Antecedentes.

En el Diario Oficial de Galicia (DOGA) de 30 de noviembre de 2020, se publica la convocatoria para el acceso a los  grados I a IV de carrera profesional correspondiente a la convocatoria del año 2020 -Sergas-.

La participación se instrumenta a través de una petición, que ha de realizarse necesariamente de modo telemático, pero para el personal temporal interino dicha posibilidad se convierte en algo imposible desde el momento en que el sistema tiene deshabilitada para ellos dicha opción.

El interesado solicita que se habilite la instancia telemática, lo que se le niega, motivo por el que se ve obligado a la presentación de la solicitud en papel por Registro general. Finalmente utilizar el formato papel no fue obstáculo, ni óbice procedimental, para que la sentencia entrara en el fondo del asunto. Sobre esta situación, no tan extraña como pudiera parecer, ya escribimos una anterior entrada por si fuera de interés Link

El peticionario reclama el grado I, toda vez que tiene reconocido el grado inicial desde el año 2018.

La solicitud se inadmite de plano por no cumplir con los requisitos de la Orden de convocatoria, al no haber transcurrido cinco años desde el reconocimiento del grado I, informando de la posibilidad de interponer recurso de alzada.

 

Motivos del recurso.

Si bien fueron múltiples las cuestiones jurídicas que se discutieron en la litis, respecto al fondo entendíamos que había un elemento que generaba una evidente desigualdad y que por ende implicaba una conculcación del derecho a la no discriminación contenido en el artículo 14 CE.

La Orden de convocatoria establecía en su artículo 6º:

“6. Estructura de grados.

– Grado inicial: podrá acceder el personal fijo de la categoría y el personal estatutario interino en plaza vacante o fijo de otra categoría que esté desempeñando una plaza va­cante por promoción interna temporal. Supone la opción por incorporarse al sistema de evaluación de carrera profesional en la correspondiente categoría.

– Grados I a IV:

Personal licenciado sanitario.

Grado I: se podrá acceder tras 5 años de permanencia en el grado inicial (+ evaluación favorable).

Grado II (sénior): se podrá acceder tras 5 años de permanencia en el grado I (+ evalua­ción favorable).

Grado III (experto): se podrá acceder tras 5 años de permanencia en el grado II (+ eva­luación favorable).

Grado IV (referente): se podrá acceder tras 7 años de permanencia en el grado III (+ evaluación favorable).”

Puede observarse como en primer término se regula un grado inicial, que puede solicitarse tanto por personal fijo como interino, del que ya disponía el peticionario con efectos desde el 7 de agosto de 2018, y posteriormente para la adquisición del grado I es preciso que transcurran 5 años de permanencia en el grado inicial -más evaluación favorable-.

A la vista de lo expuesto parece lógico pensar que lo procedente es la denegación, ya que no se cumple con el requisito temporal, requisito por otro lado que en principio se aplica a todos los empleados públicos por igual sin distinción (fijo/temporal). Ahora bien, en la misma convocatoria se recoge una excepción en su apartado séptimo cuando dispone:

“Séptimo. Personal fijo antes del 31 de diciembre de 2011 exentos del requisito de permanencia en el grado anterior (cláusula 15.6 del Acuerdo de carrera profesional)

El personal que hubiese alcanzado la condición de fijo del Servicio Gallego de Salud o entidades adscritas antes de 31 de diciembre de 2011, y que en el plazo de presentación de solicitudes sea personal estatutario, quedará exonerado del requisito de la permanencia en el grado anterior previsto en el apartado 6 del Acuerdo de carrera, siempre que hubiese permanecido continuadamente en situación de servicio activo (o en cualquier otra situación administrativa que suponga reserva de plaza) desde el último reconocimiento de grado.”

Es decir, si bien la regla general conlleva la obligatoriedad de permanencia por un mínimo de cinco años en el grado inicial -para el reconocimiento del grado I-, la convocatoria establece una excepción para el estatutario que alcanzara la condición de fijo antes del 31 de diciembre de 2011, que no precisa de un tiempo mínimo en el anterior grado.

Lo cierto es que el recurrente venía prestando servicios de modo ininterrumpido para el Sergas desde antes del 31 de diciembre de 2011, realizando idénticas funciones que el personal estatutario fijo y por ello entendíamos que a través de esta previsión se generaba un tratamiento discriminatorio entre fijo y temporal al introducir una distinción artificiosa que posterga -en el mejor de los casos- al año 2023 la concesión del grado I al recurrente -y resto de personal temporal en similar situación-, mientras compañeros con vínculo fijo en idéntica situación lo obtendrían en la convocatoria 2020.

En el momento que se notifica la resolución de inadmisión se opta por acudir directamente al procedimiento especial para la protección de los derechos fundamentales, que con independencia de otras singularidades convierte en potestativo el agotamiento de la vía administrativa, y por ello no es precisa la interposición previa del recurso de alzada.

 

Sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº1 de Lugo de 29 de septiembre de 2021.

La litis se desarrolla con normalidad, y tras la presentación de escrito de conclusiones por las partes -e informe favorable a la estimación por el Ministerio Fiscal-, se dicta la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº1 de Lugo de 29 de septiembre de 2021, que tras cita de los distintos antecedentes, posiciones de las partes y desarrollo de jurisprudencia relativa al artículo 14 CE concluye:

«La resolución impugnada consagra una evidente diferencia de trato entre el personal estatutario temporal, al que pertenece el actor, y el personal estatutario fijo, no existiendo causa objetiva relacionada con el puesto de trabajo que permita calificar de razonable que el personal temporal no
pueda beneficiarse de la exoneración del requisito de permanencia en el grado anterior que se le reconoce al personal fijo en el Apartado Séptimo de la Resolución de 20 de noviembre de 2020.

No es objetivo ni razonable pretender justificar la diferencia de trato en el hecho de que el actor (estatutario temporal), no tiene una relación de empleo fija con la Administración, pues esta razón y no otra, es la única que aparentemente parece desprenderse de las resoluciones de las que trae causa el presente litigio.

En el caso que se examina, si bien la regla general es la obligatoriedad de la permanencia por un mínimo de 5 años en el grado inicial para el reconocimiento del grado I, ocurre que en la convocatoria de litis del año 2020 se establece una excepción para el estatutario que tuviera la condición de fijo antes del 31 de diciembre de 2011, que no precisa de un tiempo mínimo en el anterior grado.
En este supuesto, es obvio que se produce una discriminación por razón del vínculo (fijo o temporal), ya que el actor no se le permitió acogerse a la referida excepción.

Admitir que la mera naturaleza temporal de una relación laboral basta para justificar tal diferencia privaría de contenido a los objetivos de la Directiva 1999/70 y del Acuerdo marco, tal y como, de modo reiterado viene examinado la jurisprudencia de la Sala de lo C/A del TSJ de Galicia, y la del Alto Tribunal (sentencias expuestas en la demanda, que aquí se dan por reproducidas).

Es cierto que al demandante no se le niega el acceso a la carrera profesional, teniendo reconocido el grado I en el año 2018, pero al no poder beneficiarse de la exoneración de permanencia concedida al personal fijo, no ha podido acceder a la convocatoria del año 2020, y esto, con independencia de las convocatorias futuras, es una discriminación proscrita por la CE.

Llegados a este punto, se está en condiciones de afirmar que el demandante ha introducido un término de comparación válido (colectivo fijo que desempeña las mismas funciones que el temporal) y ha acreditado una diferencia de trato en sus condiciones laborales retributivas, y frente a ello, debe ser la Administración la que justifique que en realidad no ha existido discriminación o que concurre una razón objetiva y razonable que ampare dicho tratamiento desigual.»

Fundamentación que es igualmente compartida por la Sentencia del Juzgado de lo Contencioso nº2 de Lugo de fecha 18 de octubre de 2021.

Rafael Rossi Izquierdo -Abogado-.

https://contenciosos.com/blog/

Si te ha gustado, compártelo

Otros casos que te pueden interesar

Entrada anterior
Demora en la resolución de un concurso de traslados y posibles efectos invalidantes.
Entrada siguiente
Funcionario en prácticas y retribuciones complementarias.

Calendario

julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivo

Casos más leídos

  1. La subsanación en procesos selectivos.
  2. Límites a la promoción interna en relación al acceso libre.
  3. Retribuciones por desempeño de funciones de superior categoría y límites presupuestarios. STS 10 febrero de 2020.
  4. ¿Consolidación de grado de funcionario de carrera con ocasión de nombramiento temporal?
  5. El procedimiento especial para la protección de los derechos fundamentales y agotamiento de la vía administrativa.
Menú