Falta de competencia objetiva: Nulidad versus economía procesal

Procesal

Competencia Objetiva

Incompetencia objetiva y sus efectos.

Al iniciar un proceso judicial se debe atender a dos cuestiones autónomas, pero íntimamente relacionadas, como son el fondo y la forma. Las razones de fondo son generalmente las primeras que el recurrente traslada a su abogado incidiendo en la injusticia de ese perjuicio que entiende contrario a derecho. Si tratamos de empleados públicos la reclamación podría versar sobre la reclamación de un trienio, reconocimiento de un grado de carrera profesional, el abono de retribuciones por funciones de superior categoría, la modificación de una RPT, la anulación de una sanción y una infinidad de problemáticas -tan variadas como la vida misma-. Ahora bien, esa cuestión sustantiva hay que encauzarla necesariamente a través de un procedimiento judicial que ha de cumplir con una serie de requisitos formales, entre ellos la correcta elección del tribunal al que dirigirlo.

En principio, y siempre que no estemos ante la impugnación de un silencio presunto, la notificación de la resolución expresa impugnada debe indicar el régimen de recursos oportuno, tal como exige el artículo 40.2. de la Ley 39/2015 al disponer:

«2. Toda notificación deberá ser cursada dentro del plazo de diez días a partir de la fecha en que el acto haya sido dictado, y deberá contener el texto íntegro de la resolución, con indicación de si pone fin o no a la vía administrativa, la expresión de los recursos que procedan, en su caso, en vía administrativa y judicial, el órgano ante el que hubieran de presentarse y el plazo para interponerlos, sin perjuicio de que los interesados puedan ejercitar, en su caso, cualquier otro que estimen procedente»

Pero este pie de recurso no siempre cumple con lo indicado anteriormente, y ello por distintos motivos:

1.- La notificación no informa de ningún régimen de recursos -esto pasa-.

2.- La notificación se limita a expresar una generalidad que no cumple con los dictados del artículo 40.2. Ley 39/2015, con una vaga indicación similar a «frente al presente acto podrá interponer los recursos administrativos y judiciales que considere oportuno».

3.- La notificación ilustra erróneamente del régimen de recursos, tal vez por utilizar un «cortapega» de una resolución anterior. Ante este error, y si el administrado es consciente de ello dispone de una doble opción: seguir el régimen de recursos que se le ha indicado, lo que no puede causarle ningún perjuicio, a salvo el lapso temporal perdido durante la tramitación del incidente de incompetencia, o podría acudir directamente ante el tribunal que corresponda, porque éstos obviamente no se ven sujetos por el error administrativo, siendo de aplicación directa e inmediata la Ley 29/1998.

4.- También puede suceder que el administrado opte erróneamente por interponer ante quién no corresponde, incluso apartándose de las indicaciones de la notificación del acto recurrido. En este caso tampoco está todo perdido, ya que salvo casos de temeridad o mala fe, habrá de facilitársele el personamiento ante quién corresponda, como señalaba la STC 147/2005 y desarrollábamos en esta anterior entrada Link

Tratamos en definitiva, de supuestos en que esa incompetencia se depura antes de la finalización del proceso judicial, generalmente a su inicio. Pero también puede ocurrir que ni las partes, ni el tribunal reparen en esta falta de competencia objetiva. De este modo el proceso judicial llega a su fin mediante sentencia dictada por órgano judicial que carece de competencia objetiva.

El artículo 238.1. de la  LOPJ dispone:

«Los actos procesales serán nulos de pleno derecho en los casos siguientes:

1.º Cuando se produzcan por o ante tribunal con falta de jurisdicción o de competencia objetiva o funcional.»

Puede observarse como no estamos hablando de cualquier cosa, o reproche jurídico menor, cuando nos aboca a la nulidad de pleno derecho. Es decir, no es como si hubiéramos iniciado nuestro viaje en coche por el camino correcto y nuestro error viniera dado por anticiparnos en la elección de la salida de la autovía, pero cercana a nuestro destino, con lo que no existe mayor dificultad en encontrar algún punto de conexión y llegar a buen puerto. En este caso habríamos seleccionado y recorrido, desde un inicio, una autovía en dirección opuesta al punto de llegada, imposibilitando alcanzar nuestro destino si no es desandando todo el camino y volviendo a empezar, con todos los perjuicios que ello nos puede acarrear, tanto de índole económico como demora temporal.

Esta problemática es una de las cuestiones que resuelve la Sentencia de la Audiencia Nacional, Sala de lo Contencioso-administrativo, Sección 3ª, de 23 Jun. 2022, Rec. 15/2022:

«TERCERO.- Sentencia pronunciada por un órgano incompetente.-

Antes de concluir no podemos eludir que el recurso contencioso-administrativo interpuesto contra la Orden que puso fin al procedimiento de selección que nos ocupa era un recurso propio de la competencia de este Tribunal, puesto que se trataba de un acto de Ministro, dictado por delegación por la Directora General para el Servicio Público de Justicia, en el que se ponía fin a un procedimiento de selección publicando la lista de aprobados. Se trata de una cuestión de personal referente al nacimiento de la relación de servicios de funcionarios de carrera, que cae en el ámbito del artículo 11.1 a) LJCA.»

El fallo comienza constatando la incompetencia objetiva del juzgado contencioso administrativo central para resolver la litis. Para posteriormente referir la normativa de aplicación a estos supuestos de incompetencia objetiva:

«En consecuencia, la sentencia dictada por un órgano manifiestamente incompetente por razón de la materia es nula conforme al artículo 238.1 LOPJ. La competencia se erige en primer presupuesto para el ejercicio de la jurisdicción ( artículo 7.1 LRJCA) y así se ha puesto de manifiesto de forma reiterada ( Tribunal Supremo, Sala Tercera, de lo Contencioso-administrativo, Sección 6ª, Sentencia de 19 septiembre 1995, Rec. 507/1992).»

Ahora bien, ¿cabe alguna solución no tan drástica como la nulidad en atención a las circunstancias del caso?

«No obstante, la Sala asume que razones de economía procesal y de otorgamiento de una pronta tutela judicial ( artículo 24 CE) hacen innecesario tramitar la nulidad de actuaciones, cuando puede conocer del recurso como si fuera un órgano de primera instancia, ya que el recurso se ha planteado de forma idéntica en apelación y en primera instancia, y por lo tanto no ofrecería ningún beneficio a las partes devolver las actuaciones al órgano de instancia con una declaración de nulidad, para posteriormente volver a examinar el recurso tal y como se ha planteado y hemos examinado.«

Efectivamente, la AN -tribunal competente para la resolución del recurso- ha tenido ocasión de pronunciarse sobre el fondo del asunto de modo similar a como lo hubiera hecho en una primera instancia, y ello aunque fuera en vía de apelación. La aplicación de principios de economía procesal y tutela judicial efectiva avalan mantener el estado de las actuaciones, ya que volver a la casilla de salida para llegar previsiblemente al mismo punto escasa ventaja le puede reportar a ninguna de las partes.

Por último el fallo señala:

«No obstante, como quiera que es preciso salvaguardar la competencia, que es improrrogable ( artículo 7.2 LJCA), es necesario permitir que la parte pueda, en todo caso, hacer uso de los recursos pertinentes contra la sentencia tal y como se ha dispuesto en la LJCA; por lo que en este caso la sentencia será susceptible de recurso de casación como si de una sentencia pronunciada en la instancia se tratase ( artículo 86.1 LJCA).»

Este último apartado tampoco es baladí, ya que el régimen de recursos variará -así como los requisitos de la casación- en función de la tipología de la sentencia impugnada, y de este modo se salvaguarda el mantenimiento del régimen de recursos que hubiera procedido si el recurso se hubiera tramitado por órgano competente desde un inicio.

Rafael Rossi Izquierdo -Abogado-.

https://contenciosos.com/blog/

Si te ha gustado, compártelo

Otros casos que te pueden interesar

Entrada anterior
Instrucción e informe en expedientes de reposición de la legalidad urbanística.

Calendario

septiembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Archivo

Casos más leídos

  1. La subsanación en procesos selectivos.
  2. Límites a la promoción interna en relación al acceso libre.
  3. Retribuciones por desempeño de funciones de superior categoría y límites presupuestarios. STS 10 febrero de 2020.
  4. ¿Consolidación de grado de funcionario de carrera con ocasión de nombramiento temporal?
  5. El procedimiento especial para la protección de los derechos fundamentales y agotamiento de la vía administrativa.
Menú

Este sitio web utiliza cookies a partir de un perfil elaborado en base a su navegación. Puede aceptar todas las cookies haciendo clic en el botón "Aceptar y seguir navegando". Más información

¿QUÉ ES UNA COOKIE? Una cookie es un fichero de texto inofensivo que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. La utilidad de la cookie es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Aunque mucha gente no lo sabe las cookies se llevan utilizando desde hace 20 años, cuando aparecieron los primeros navegadores para la World Wide Web. ¿QUÉ NO ES UNA COOKIE? No es un virus, ni un troyano, ni un gusano, ni spam, ni spyware, ni abre ventanas pop-up. ¿QUÉ INFORMACIÓN ALMACENA UNA COOKIE? Las cookies no almacenan información sensible sobre usted, como tarjetas de crédito o datos bancarios, fotografías, su DNI o información personal, etc. Los datos que guardan son de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, etc. El servidor web no le asocia a usted como persona si no a su navegador web. De hecho, si usted navega habitualmente con Internet Explorer y prueba a navegar por la misma web con Firefox o Chrome verá que la web no se da cuenta que es usted la misma persona porque en realidad está asociando al navegador, no a la persona. ¿QUÉ TIPO DE COOKIES EXISTEN? • Cookies técnicas: Son las más elementales y permiten, entre otras cosas, saber cuándo está navegando un humano o una aplicación automatizada, cuándo navega un usuario anónimo y uno registrado, tareas básicas para el funcionamiento de cualquier web dinámica. • Cookies de análisis: Recogen información sobre el tipo de navegación que está realizando, las secciones que más utiliza, productos consultados, franja horaria de uso, idioma, etc. • Cookies publicitarias: Muestran publicidad en función de su navegación, su país de procedencia, idioma, etc. ¿QUÉ SON LAS COOKIES PROPIAS Y LAS DE TERCEROS? Las cookies propias son las generadas por la página que está visitando y las de terceros son las generadas por servicios o proveedores externos como Facebook, Twitter, Google, etc. ¿QUÉ OCURRE SI DESACTIVO LAS COOKIES? Para que entienda el alcance que puede tener desactivar las cookies le mostramos unos ejemplos: • No podrá compartir contenidos de esa web en Facebook, Twitter o cualquier otra red social. • El sitio web no podrá adaptar los contenidos a sus preferencias personales, como suele ocurrir en las tiendas online. • Tiendas online: Le será imposible realizar compras online, tendrán que ser telefónicas o visitando la tienda física si es que dispone de ella. • No será posible personalizar sus preferencias geográficas como franja horaria, divisa o idioma. • El sitio web no podrá realizar analíticas web sobre visitantes y tráfico en la web, lo que dificultará que la web sea competitiva. ¿SE PUEDEN ELIMINAR LAS COOKIES? Sí. No sólo eliminar, también bloquear, de forma general o particular para un dominio específico. Para eliminar las cookies de un sitio web debe ir a la configuración de su navegador y allí podrá buscar las asociadas al dominio en cuestión y proceder a su eliminación. En todo caso, las Cookies se eliminarán a los 24 meses. CONFIGURACIÓN DE COOKIES PARA LOS NAVEGADORES MÁS POLULARES A continuación le indicamos cómo acceder a una cookie determinada del navegador Chrome. Nota: estos pasos pueden variar en función de la versión del navegador: 1. Vaya a Configuración o Preferencias mediante el menú Archivo o bien pinchando el icono de personalización que aparece arriba a la derecha. 2. Verá diferentes secciones, pinche la opción Mostrar opciones avanzadas. 3. Vaya a Privacidad, Configuración de contenido. 4. Seleccione Todas las cookies y los datos de sitios. 5. Aparecerá un listado con todas las cookies ordenadas por dominio. Para que le sea más fácil encontrar las cookies de un determinado dominio introduzca parcial o totalmente la dirección en el campo Buscar cookies. 6. Tras realizar este filtro aparecerán en pantalla una o varias líneas con las cookies de la web solicitada. Ahora sólo tiene que seleccionarla y pulsar la X para proceder a su eliminación. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Internet Explorer siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Herramientas, Opciones de Internet 2. Haga click en Privacidad. 3. Mueva el deslizador hasta ajustar el nivel de privacidad que desee. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Firefox siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Opciones o Preferencias según su sistema operativo. 2. Haga click en Privacidad. 3. En Historial elija Usar una configuración personalizada para el historial. 4. Ahora verá la opción Aceptar cookies, puede activarla o desactivarla según sus preferencias. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para OSX siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Preferencias, luego Privacidad. 2. En este lugar verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para iOS siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Ajustes, luego Safari. 2. Vaya a Privacidad y Seguridad, verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar. Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Android siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Ejecute el navegador y pulse la tecla Menú, luego Ajustes. 2. Vaya a Seguridad y Privacidad, verá la opción Aceptar cookies para que active o desactive la casilla. Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Windows Phone siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Abra Internet Explorer, luego Más, luego Configuración 2. Ahora puede activar o desactivar la casilla Permitir cookies. COOKIES UTILIZADAS EN ESTE SITIO WEB Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible. Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias: • Cookies de sesión, para evitar que los usuarios tengan que facilitar información que ya se ha dado anteriormente. Las cookies te permiten moverte por muchas páginas de un mismo sitio de manera rápida y fácil, sin tener que autentificarte de nuevo o volver a iniciar el proceso en cada zona que visites. Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros: • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google. DESACTIVACIÓN O ELIMINACIÓN DE COOKIES En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. Aquí le dejamos una guía rápida para los navegadores más populares. NOTAS ADICIONALES • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies. • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores. • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas. • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea. Puede consultar información detallada a este respecto en este enlace. Si desea información sobre el uso que Google da a las cookies le adjuntamos este otro enlace. Esta Política de Cookies podrá ser modificada para adaptarla a las novedades legislativas o a las instrucciones de la Agencia Española de Protección de Datos, por ello aconsejamos que la visiten periódicamente.

Cerrar