Derecho a la educación, elección de centro y límites a la facultad de autoorganización de la Administración.

Educacion

Límites a la potestad discrecional de la Administración en relación al derecho de elección de centro educativo. SJCA Pontevedra nº1 de 13 de noviembre de 2020.

Una de las vertientes del derecho a la educación se concreta en la elección de centro docente -con un alcance limitado en función de la ponderación de distintos intereses-. Es legítimo que la Administración pueda establecer una serie de requisitos objetivos para regular la admisión de los alumnos en caso de insuficiencia de plazas. Dentro del elenco de criterios a tomar en consideración puede baremarse la capacidad económica, domicilio, matrícula de otros hermanos… Del mismo modo la Administración puede evaluar anualmente las necesidades educativas al objeto de reforzar ciertos centros o reducir la capacidad de otros en función de criterios objetivos.

En relación a esta facultad de autoorganización educativa y alguno de sus límites -especialmente procedimentales- se pronuncia la interesante Sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº1 de Pontevedra de 13 de noviembre de 2020, que resuelve un procedimiento especial para la protección de los derechos fundamentales interpuesto por los padres de cuatro alumnas matriculadas en una unidad de primaria del rural gallego, que es suprimida en el curso escolar 2020/2021.

Antecedentes y postura de las partes.

Los recurrentes, padres de las cuatro menores escolarizadas en un módulo de primaria ubicado en una parroquia rural, impugnan el cierre llevado a efecto por la Administración autonómica en una actuación que consideran similar a la vía de hecho.

Los demandantes como elementos más relevantes alegan:

1.- Que dicho centro vino funcionando ininterrumpidamente desde el año 1965, y posteriormente al año 2004 se catalogó como Centro de Educación Infantil con «suplemento de primaria», impartiéndose desde entonces, inclusive en periodos de baja matrícula como en el curso 2013-2014 en el que solo se matricularon cuatro alumnos. En la práctica ha venido funcionando como escuela unitaria rural.

2.- Las cuatro menores se matricularon para el curso académico 2020/2021, aceptándose dichas matrículas por la Administración educativa.

3.- En el verano de 2020/2021 se comunicó verbalmente con ellos un inspector educativo haciéndoles saber que era posible el cierre de la unidad, sin que posteriormente recibieran ninguna notificación en dicho sentido.

4.- El 10 de septiembre de 2020 al personarse en el colegio, al inicio del curso escolar, se les indica que dos días antes la Consellería acordó la deshabilitación de la unidad de primaria.

5.- Se alega la violación del artículo 27 de la Carta Magna, falta de motivación, arbitrariedad y contradicción con los actos propios.

La Administración autonómica por su parte vino a defender:

1.- Al tratarse de una «unidad habilitada» debe evaluarse cada año su continuación en función del número de alumnos matriculados.

2.- La Administración actuó de modo motivado y justificado al no alcanzarse el quórum mínimo de alumnos necesarios para la viabilidad del ciclo de primaria.

3.- La decisión del cierre sólo pudo adoptarse después de la fase de matrícula, que es cuando se conoce realmente el número de estudiantes que peticiona cada centro.

4.- Añade que esa decisión le fue comunicada a la dirección del colegio y a las familias con la debida antelación, y que se les ha ofrecido la posibilidad de matricularse en otros centros.

Sentencia Juzgado Contencioso nº1 Pontevedra de 13 de octubre de 2020.

La sentencia en el FD IV.2. acepta el procedimiento para la protección de los derechos fundamentales como válido para dilucidar las pretensiones de los recurrente, al tener el derecho de elección a centro educativo engarce en el derecho fundamental a la educación. Se cita la STC 74/2018, de 5 de julio, así como STS  de 8 de marzo de 2002, en las que se reconoce este derecho condicionado a los límites que razonablemente fijen las Administraciones –no es un derecho absoluto-.

Posteriormente el fallo cita la normativa de aplicación, concretamente Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo de Educación, artículos 81.3, 82.1.; Real Decreto 132/2010 de 12 de febrero, así como la Orden de la Consellería de Educación de 12 de marzo de 2013.

En base a lo expuesto se reconoce la potestad autoorganizativa de la que goza la Administración educativa para decidir sobre la habilitación o deshabilitación de las unidades de educación primaria en núcleos rurales de escasa densidad demográfica.

Ahora bien, dicha potestad discrecional no es un cheque en blanco o patente de corso para decidir sin el procedimiento y la motivación debida, que son garantías ineludibles predicables de cualquier procedimiento, y en base a ello señala -negrilla es nuestra-:

«Es un dato incontrovertido que en ese centro escolar se venía impartiendo «educación primaria», ininterrumpidamente, desde el año 1964 (desde 2004 como «unidad habilitada»). También que para el curso escolar 2020/2021 se abrió la correspondiente fase de matrícula en dicha unidad de primaria, inscribiéndose en forma las cuatro niñas. Su matrícula fue aceptada y certificada.

Pues bien, si en tal contexto la Xunta de Galicia pretendía tras esa fase de matrícula deshabilitar y suprimir la unidad de primaria, como mínimo debería haber tramitado previamente un procedimiento administrativo en la forma establecida en los artículos 58 y ss. Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común (LPAC). Esto es, emitiendo e incorporando a él los preceptivos informes justificativos del cambio pretendido, concediendo a continuación un trámite de audiencia y prueba a los representantes de las cuatro menores afectadas, y adoptando finalmente la resolución definitiva que correspondiese, con la forma y motivación exigida en los artículos 87.1 y 87.3 LPAC, notificándosela a continuación a dichos interesados con el correspondiente pie de recursos ( artículo 40 LPAC).»

La tramitación del procedimiento debido -conforme artículo 58 y ss.- no es ocioso ni tampoco intrascendente, ya que garantiza el cumplimiento de las garantías mínimas exigibles para la correcta formación del acto administrativo, evitando indefensión a las partes, y facilitando que se tome una decisión debidamente motivada. En el caso estudiado no existió procedimiento administrativo que cumpla con los requisitos mínimos que marca la ley de procedimiento administrativo.

La sentencia continúa señalando:

Esa resolución definitiva motivada, individualizada para cada una de las niñas matriculadas afectadas, debería también incluir la revocación de su respectiva matrícula y la apertura de un plazo especial para que pudiesen ejercitar su derecho de elección de centro y formalizar su matrícula para el curso 2020/2021 en otro colegio.

Lo cierto es que en este supuesto no consta la instrucción de procedimiento administrativo alguno (con esas mínimas garantías esenciales). Ni siquiera consta una RESOLUCIÓN MOTIVADA suscrita por la autoridad competente.

Desde luego, con esta informalidad la Xunta de Galicia ha vulnerado los límites de la potestad discrecional de autoorganización antes referida. Y ha infringido también los principios de confianza legítima, coherencia con sus propios actos y proporcionalidad que han de regir su actuación con los ciudadanos ( artículo 3.1 Ley 40/2015 -LRJSP-). Los más de 20 años continuados que llevaba funcionando la educación primaria en el centro escolar de DIRECCION002 y la propia admisión de las matrículas del curso 2020/2021 obligaban a la Xunta de Galicia, para modificar esa situación, por lo menos a formalizar previamente un procedimiento administrativo en regla, con trámite de audiencia a los afectados, y con notificación de resolución definitiva, motivada, con pie de recursos.

Obviamente, esa total y absoluta falta de procedimiento (y de resolución definitiva motivada) no se puede suplir con meras explicaciones verbales de un funcionario. Las resoluciones administrativas deben emitirse por escrito ( artículo 36.1 LPAC), con la motivación y en la forma indicadas, adoptadas además por el órgano competente y con el correspondiente pie de recursos.»

Tampoco es una cuestión menor la aceptación de las matrículas, ya que la Administración no puede desconocer sus propios actos ni vaciar de contenido -por la vía de hecho- los actos administrativos firmes declarativos de derechos, y si dichas matrículas no eran conformes a derecho debieron ser revocadas a través de los procedimientos legalmente establecidos al efecto, sin que quepa soslayarlas como sino existieran.

Finalmente añade:

«Tampoco se puede suplir con el informe del «servizo de inspección educativa» de fecha 14 de septiembre de 2020 -posterior a la de interposición del recurso contencioso- obrante a los fols. 1-3 del expte. admvo., por la sencilla razón de que no es una resolución administrativa. Asímismo, las comunicaciones que la Xunta afirma haber enviado a los padres de las niñas son meros informes, no resoluciones.»

Este es otro elemento a nuestro juicio relevante, sin que se procedente que una vez aperturada la vía judicial se emita un informe con la intención de reforzar o motivar ex post un acto administrativo que nació huérfano de motivación, y sobre ello queremos realizar dos consideraciones:

La primera es que el informe técnico no es baladí, caprichoso, ni tampoco un engorro, porque es dicho informe el que motiva y justifica el acto administrativo y nunca a la inversa. Lo que no cabe es que primero se tome la decisión libérrimamente y luego se pretenda un informe a la carta que lo avale, lo que en ocasiones se ha denominado «expedientes cangrejo» porque «avanzan» hacia atrás en lugar de hacia adelante-.

Sobre la importancia y valor de los informes se ha pronunciado en alguna ocasión el Tribunal Supremo, por ejemplo STS 18 enero de 2013 cuando refiere:

«… Tal forma de razonar es, decimos, inaceptable, porque olvida que la funcionalidad de los informes preceptivos, por mucho que no se caractericen como vinculantes, es contribuir a garantizar la legalidad, acierto y oportunidad de la disposición en curso de aprobación, por lo que no cabe prescindir de ellos so pretexto de su carácter no vinculante, no sólo porque siendo como son preceptivos, de este dato deriva que su petición es obligatoria por principio, sino también porque esa preceptividad no es fruto de un exacerbamiento de las formalidades burocráticas sino garantía del buen hacer de la Administración y en definitiva del buen gobierno.”

En segundo lugar tampoco es inocua su fecha de emisión ya que difícilmente podrán cumplir su misión de motivar el acto cuando no existen en el momento del dictado del mismo. Caso contrario podrán intentar justificar lo ya hecho, pero nunca servir de justificación del acto impugnado por la sencilla razón de que al no existir entonces no pudieron tomarse en consideración ni incorporarse como motivación in aliunde. En este sentido se pronuncia STS 19 Febrero de 2013 (rec. 6429/2011):

Pero son afirmaciones efectuadas en el vacío, que no van acompañadas en el expediente de ninguna prueba o informe contrario a los anteriormente citados y que por tanto no pueden ser admitidas, porque no permiten ni a los interesados conocer las razones de la decisión administrativa ni, desde luego, a este Tribunal controlar si esas razones concurren o no y si, por tanto, la decisión es conforme o no con el ordenamiento jurídico.

Al no entenderlo así, la sentencia recurrida infringió el artículo 54 (LA LEY 3279/1992), apartados 1.a ) y 2, de la Ley 30/1992 . Sin que pueda admitirse el recurso al informe de la inspección educativa de 26 de junio de 2008 que contiene el fundamento jurídico sexto de la sentencia de instancia para justificar la disponibilidad de plazas vacantes y la consiguiente inexistencia de necesidades de escolarización. Primero, porque es un informe elaborado por la Administración en fase de prueba y, por tanto, después del acto impugnado, que es de 12 de abril de 2006, por lo que lógicamente no puede servir de motivación a éste, ni siquiera por referencia…”

Rafael Rossi Izquierdo -Abogado-
https://www.contenciosos.com/blog/

Si te ha gustado, compártelo

Otros casos que te pueden interesar

Entrada anterior
Liberado sindical, actuación en juicio y régimen de incompatibilidades (III). STS 4 noviembre de 2020
Entrada siguiente
Procedimiento administrativo electrónico imposible e indefensión.

Calendario

febrero 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Archivo

Casos más leídos

  1. Límites a la promoción interna en relación al acceso libre.
  2. La subsanación en procesos selectivos.
  3. Límites a la facultad discrecional de la Administración en la incoación de expedientes sancionadores.
  4. Retribuciones por desempeño de funciones de superior categoría y límites presupuestarios. STS 10 febrero de 2020.
  5. El procedimiento especial para la protección de los derechos fundamentales y agotamiento de la vía administrativa.
Menú

Este sitio web utiliza cookies a partir de un perfil elaborado en base a su navegación. Puede aceptar todas las cookies haciendo clic en el botón "Aceptar y seguir navegando". Más información

¿QUÉ ES UNA COOKIE? Una cookie es un fichero de texto inofensivo que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. La utilidad de la cookie es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Aunque mucha gente no lo sabe las cookies se llevan utilizando desde hace 20 años, cuando aparecieron los primeros navegadores para la World Wide Web. ¿QUÉ NO ES UNA COOKIE? No es un virus, ni un troyano, ni un gusano, ni spam, ni spyware, ni abre ventanas pop-up. ¿QUÉ INFORMACIÓN ALMACENA UNA COOKIE? Las cookies no almacenan información sensible sobre usted, como tarjetas de crédito o datos bancarios, fotografías, su DNI o información personal, etc. Los datos que guardan son de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, etc. El servidor web no le asocia a usted como persona si no a su navegador web. De hecho, si usted navega habitualmente con Internet Explorer y prueba a navegar por la misma web con Firefox o Chrome verá que la web no se da cuenta que es usted la misma persona porque en realidad está asociando al navegador, no a la persona. ¿QUÉ TIPO DE COOKIES EXISTEN? • Cookies técnicas: Son las más elementales y permiten, entre otras cosas, saber cuándo está navegando un humano o una aplicación automatizada, cuándo navega un usuario anónimo y uno registrado, tareas básicas para el funcionamiento de cualquier web dinámica. • Cookies de análisis: Recogen información sobre el tipo de navegación que está realizando, las secciones que más utiliza, productos consultados, franja horaria de uso, idioma, etc. • Cookies publicitarias: Muestran publicidad en función de su navegación, su país de procedencia, idioma, etc. ¿QUÉ SON LAS COOKIES PROPIAS Y LAS DE TERCEROS? Las cookies propias son las generadas por la página que está visitando y las de terceros son las generadas por servicios o proveedores externos como Facebook, Twitter, Google, etc. ¿QUÉ OCURRE SI DESACTIVO LAS COOKIES? Para que entienda el alcance que puede tener desactivar las cookies le mostramos unos ejemplos: • No podrá compartir contenidos de esa web en Facebook, Twitter o cualquier otra red social. • El sitio web no podrá adaptar los contenidos a sus preferencias personales, como suele ocurrir en las tiendas online. • Tiendas online: Le será imposible realizar compras online, tendrán que ser telefónicas o visitando la tienda física si es que dispone de ella. • No será posible personalizar sus preferencias geográficas como franja horaria, divisa o idioma. • El sitio web no podrá realizar analíticas web sobre visitantes y tráfico en la web, lo que dificultará que la web sea competitiva. ¿SE PUEDEN ELIMINAR LAS COOKIES? Sí. No sólo eliminar, también bloquear, de forma general o particular para un dominio específico. Para eliminar las cookies de un sitio web debe ir a la configuración de su navegador y allí podrá buscar las asociadas al dominio en cuestión y proceder a su eliminación. En todo caso, las Cookies se eliminarán a los 24 meses. CONFIGURACIÓN DE COOKIES PARA LOS NAVEGADORES MÁS POLULARES A continuación le indicamos cómo acceder a una cookie determinada del navegador Chrome. Nota: estos pasos pueden variar en función de la versión del navegador: 1. Vaya a Configuración o Preferencias mediante el menú Archivo o bien pinchando el icono de personalización que aparece arriba a la derecha. 2. Verá diferentes secciones, pinche la opción Mostrar opciones avanzadas. 3. Vaya a Privacidad, Configuración de contenido. 4. Seleccione Todas las cookies y los datos de sitios. 5. Aparecerá un listado con todas las cookies ordenadas por dominio. Para que le sea más fácil encontrar las cookies de un determinado dominio introduzca parcial o totalmente la dirección en el campo Buscar cookies. 6. Tras realizar este filtro aparecerán en pantalla una o varias líneas con las cookies de la web solicitada. Ahora sólo tiene que seleccionarla y pulsar la X para proceder a su eliminación. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Internet Explorer siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Herramientas, Opciones de Internet 2. Haga click en Privacidad. 3. Mueva el deslizador hasta ajustar el nivel de privacidad que desee. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Firefox siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Opciones o Preferencias según su sistema operativo. 2. Haga click en Privacidad. 3. En Historial elija Usar una configuración personalizada para el historial. 4. Ahora verá la opción Aceptar cookies, puede activarla o desactivarla según sus preferencias. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para OSX siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Preferencias, luego Privacidad. 2. En este lugar verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para iOS siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Ajustes, luego Safari. 2. Vaya a Privacidad y Seguridad, verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar. Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Android siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Ejecute el navegador y pulse la tecla Menú, luego Ajustes. 2. Vaya a Seguridad y Privacidad, verá la opción Aceptar cookies para que active o desactive la casilla. Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Windows Phone siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Abra Internet Explorer, luego Más, luego Configuración 2. Ahora puede activar o desactivar la casilla Permitir cookies. COOKIES UTILIZADAS EN ESTE SITIO WEB Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible. Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias: • Cookies de sesión, para evitar que los usuarios tengan que facilitar información que ya se ha dado anteriormente. Las cookies te permiten moverte por muchas páginas de un mismo sitio de manera rápida y fácil, sin tener que autentificarte de nuevo o volver a iniciar el proceso en cada zona que visites. Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros: • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google. DESACTIVACIÓN O ELIMINACIÓN DE COOKIES En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. Aquí le dejamos una guía rápida para los navegadores más populares. NOTAS ADICIONALES • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies. • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores. • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas. • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea. Puede consultar información detallada a este respecto en este enlace. Si desea información sobre el uso que Google da a las cookies le adjuntamos este otro enlace. Esta Política de Cookies podrá ser modificada para adaptarla a las novedades legislativas o a las instrucciones de la Agencia Española de Protección de Datos, por ello aconsejamos que la visiten periódicamente.

Cerrar