Acreditación de la representación en vía de recurso administrativo e improcedente declaración de desistimiento.

Procesal

La acreditación de la representación en sede de recurso administrativo y posibles consecuencias respecto de su falta de cumplimentación.

Tanto la derogada ley 30/1992 como la vigente 39/2015 establecen en su articulado previsiones en cuanto a la acreditación de la representación, nos estamos refiriendo a los artículos 32.3 y 32.4 de la 30/1992 y artículo 5 de la Ley 39/2015, y más en concreto al posible defecto en dicha acreditación en sede de recurso administrativo con los efectos que de ello se deriven, principalmente la posibilidad de que se declare al recurrente desistido del recurso y confirmada la resolución administrativa impugnada.

Antecedentes

Con antecedentes más reseñables podemos destacar:

1.- Tratamos de un procedimiento sancionador en el que el interesado viene participando «con normalidad» realizando alegaciones, accediendo al expediente, siendo emplazado para los distintos trámites que se fueron sucediendo… Dicho procedimiento administrativo caduca archivándose tras la correspondiente declaración de caducidad.

2.- Se incoa nuevo expediente sancionador que se resuelve en tiempo y forma, en el que nuevamente el interesado formula alegaciones, propone prueba, se remite en parte a lo ya manifestado en el anterior procedimiento… Dicho expediente finaliza con imposición de una sanción que es recurrida en alzada.

3.- Posteriormente -y por primera vez- en sede administrativa se le requiere por plazo de diez días para la acreditación de la representación que dice ostentar (administrador solidario de una mercantil).  Dicho requerimiento se sube a la sede electrónica de la Administración autonómica, si bien al no constar dispositivo electrónico ni dirección de correo electrónico se procede a la notificación en papel mediante correo postal, intentándose la misma en dos ocasiones sin éxito -al coincidir en periodo vacacional-, para posteriormente publicar anuncio en el Boletín Oficial -igualmente infructuoso- motivo por el que se tiene por desistido al recurrente del recurso de alzada interpuesto y por confirmada la sanción.

Nos encontramos por tanto con que existe una doble vía de notificación en primer término electrónica y luego en papel, la cual cumplió formalmente con los requisitos legales exigidos, que conllevaron tener por desistido al recurrente. El administrativo tiene posteriormente conocimiento de esta decisión ya que esta nueva notificación en papel sí es recogida en sus oficinas.

La cuestión que se planteaba por tanto era valorar si el desistimiento era conforme a derecho en atención a los antecedentes del caso.

 

Fundamentos de la demanda.

Sin discutir el correcto intento de notificación desde un punto de vista formal, a nuestro juicio había dos circunstancia que difícilmente «encajaban» con el desistimiento acordado, que pivotaban básicamente sobre dos fundamentos distintos:

1.- Representación reconocida previamente en la misma sede administrativa.

La primera cuestión que no podía soslayarse era el comportamiento previo de la Administración, en el sentido de que el recurrente actuó con plena libertad en los dos procedimientos sancionadores aperturados, tanto en el primero -caducado- como en el segundo que impone finalmente la sanción. En ellos se le permitió el acceso al expediente, realizar copias, presentación de alegaciones, práctica de prueba… y todo ello aduciendo la misma representación -y del mismo modo- que se hizo valer en el recurso de alzada.

En apoyo de este argumento se citaba la Sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº2 de Lugo de 14 de noviembre de 2017 que a su vez traía a colación la STS 12 de diciembre de 2011 cuando señalaba:

«…tanto en la fase de instrucción como en la de resolución, la Administración autonómica tuvo por válida la representación de la Letrada Dª YYYY , y fue con motivo de la interposición del recurso de reposición dirigido contra la resolución sancionadora cuando se requirió a dicha Letrada para que en el plazo de diez días acreditase la citada representación «mediante cualquier medio válido en derecho que deje constancia fidedigna»; a lo que la requerida respondió volviendo a presentar copia del poder general para pleitos otorgado a su favor y la Administración acordó el archivo del recurso por desistimiento.

Esta Sala comparte el criterio de la sentencia de instancia que, partiendo del principio pro actione, estimó el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la entidad XXXX señalando que la Administración Pública no puede negar a posteriori la representación que hasta entonces tenía reconocida, tanto en la fase de instrucción como en la fase de resolución del procedimiento sancionador…”

Igualmente interesante Sentencia del TSJ Sala Contencioso Sevilla, de 11 de septiembre de 2008:

“El recurso de alzada, como los anteriores trámites, fue deducido por el representante de la entidad Sr. Bernardes, siendo entonces requerido para que acreditara la representación, de ahí que negarle la representación para formular el recurso de alzada habiéndose notificado la posibilidad de interponerlo supone desconocer la representación previamente reconocida, por lo que la doctrina de vinculación a los actos propios, habría de haber impedido la inadmisibilidad decretada.”

O STSJ Madrid Sala de lo Contencioso-Administrativo, sec. 8ª 1-2-2018, nº 39/2018, rec. 834/2016

Por otra parte, entendemos que la Administración, si consideraba insuficiente la representación de la Sra. Dª. Victoria para actuar, debió de requerir a la misma inicialmente, en el momento de presentar cada uno de los escritos que en su momento formuló, lo que no se hizo, por lo que cabe entender que la Administración había admitido tácitamente la representación de Victoria, por ello, negarle a posteriori a la hora de formular impugnación nos parece que es contrario a la buena fe que también se exige a la actuación administrativa conforme al art. 3 de la entonces vigente Ley 30/1992

Principio de buena fe que igualmente sigue presente en el artículo 3.1. de la ley 40/2015, y que era predicable de nuestro supuesto desde el momento en que  no existió ningún requerimiento, advertencia o comunicación respecto de la representación antes de la interposición del recurso de alzada.

 

2.- Representación que ya constaba acreditada en los archivos de la propia Administración.

Otra cuestión relevante era la circunstancia de que la demandante, por razón del ámbito mercantil en el que actuaba, debía estar inscrita en un registro de operadores en el que ya constaba acreditada dicha representación. Al objeto de poner de manifiesto este hecho se interesó un certificado sobre estos extremos, siendo expedido -y aportado a los autos- reconociendo la Administración disponer de todas las escrituras públicas precisas así como del conocimiento del nombramiento e identidad del representante de la mercantil.

En resumen, la Administración reconocía que contaba con la documental que le había requerido al administrado, siendo la no aportación de la misma la causa de la declaración de desierto del recurso de alzada.

Es habitual que las Administraciones requieran de modo reiterado y repetitivo al administrado documental que ya obra en sus archivos en relación a otros expedientes o registros, pero esta exigencia puede chocar frontalmente con el contenido del artículo 53.1.d de la ley 39/2015 que señala como un derecho del administrado:

d) A no presentar datos y documentos no exigidos por las normas aplicables al procedimiento de que se trate, que ya se encuentren en poder de las Administraciones Públicas o que hayan sido elaborados por éstas”

Si es un derecho del administrado el no aportar dicha documental difícilmente casa con este derecho la posibilidad de que se le cause algún perjuicio por hacer uso del mismo, pudiendo citar en este sentido la interesante Sentencia TS de 10 de noviembre de 2015, rec 1492/2014, que dispone:

TERCERO.- Los razonamientos precedentes conducen a la conclusión de que, en el caso aquí enjuiciado, la sentencia recurrida infringe la doctrina establecida por esta Sala, lo que lleva a estimar el motivo de casación aducido por la recurrente.

Además, debe tenerse en cuenta el artículo 35.F de la Ley 30/1992 (LA LEY 3279/1992) pues, tratándose de una documentación que ya se encuentra en poder de la Administración actuante, el ciudadano tiene derecho a no reiterar su presentación, y ello con independencia de que tal circunstancia esté prevista en las bases de la convocatoria pues a estas se aplica lo dispuesto en la Ley 30/92 (LA LEY 3279/1992)

 

Sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº1 de Lugo de 18 de febrero de 2019.

La sentencia estima este motivo de impugnación, principalmente en lo referido al apartado primero por cuanto:

«Examinados los autos, se aprecia que el recurso de alzada tuvo que haber sido admitido, no siendo razonable acudir a una  interpretación tan rigurosa de la normativa vigente cuando nos hallamos ante un expediente sancionador en que la empresa interesada/sancionada siempre actuó bajo una misma representación y nunca se le inadmitió o denegó escrito alguno. Es más, ya en fase de alzada, la Administración, con ocasión de la evacuación de su informe sobre el recurso de alzada, expresamente hizo constar en su punto 3 que el recurso reunía todos los requisitos formales, por lo que procedía su admisión a trámite. Cierto es que dicho informe no es vinculante pero del mismo sí se desprende un dato importante: ni el instructor en la instancia administrativa ni la funcionaria informante del recurso de alzada dudaron de representación de la empresa.
Por tanto, aun no siendo desacertada la decisión del requerimiento de subsanación por ser ajustada al ordenamiento jurídico, esto es, en un plano formal, razones de justicia material y sobre todo de coherencia administrativa, obligan a considerar desproporcionada la decisión de tener a la empresa por desistida de su recurso de alzada. Por tanto, en este punto, el recurso de estima.»

Rafael Rossi Izquierdo -Abogado-

www.contenciosos.com/blog

Si te ha gustado, compártelo

Otros casos que te pueden interesar

Entrada anterior
Responsabilidad patrimonial sanitaria y participación de entes privados concertados.
Entrada siguiente
Cambio de puesto por razón de salud.

Calendario

febrero 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

Archivo

Casos más leídos

  1. Límites a la promoción interna en relación al acceso libre.
  2. Límites a la facultad discrecional de la Administración en la incoación de expedientes sancionadores.
  3. La subsanación en procesos selectivos.
  4. Retribuciones por desempeño de funciones de superior categoría y límites presupuestarios. STS 10 febrero de 2020.
  5. El procedimiento especial para la protección de los derechos fundamentales y agotamiento de la vía administrativa.
Menú

Este sitio web utiliza cookies a partir de un perfil elaborado en base a su navegación. Puede aceptar todas las cookies haciendo clic en el botón "Aceptar y seguir navegando". Más información

¿QUÉ ES UNA COOKIE? Una cookie es un fichero de texto inofensivo que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. La utilidad de la cookie es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Aunque mucha gente no lo sabe las cookies se llevan utilizando desde hace 20 años, cuando aparecieron los primeros navegadores para la World Wide Web. ¿QUÉ NO ES UNA COOKIE? No es un virus, ni un troyano, ni un gusano, ni spam, ni spyware, ni abre ventanas pop-up. ¿QUÉ INFORMACIÓN ALMACENA UNA COOKIE? Las cookies no almacenan información sensible sobre usted, como tarjetas de crédito o datos bancarios, fotografías, su DNI o información personal, etc. Los datos que guardan son de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, etc. El servidor web no le asocia a usted como persona si no a su navegador web. De hecho, si usted navega habitualmente con Internet Explorer y prueba a navegar por la misma web con Firefox o Chrome verá que la web no se da cuenta que es usted la misma persona porque en realidad está asociando al navegador, no a la persona. ¿QUÉ TIPO DE COOKIES EXISTEN? • Cookies técnicas: Son las más elementales y permiten, entre otras cosas, saber cuándo está navegando un humano o una aplicación automatizada, cuándo navega un usuario anónimo y uno registrado, tareas básicas para el funcionamiento de cualquier web dinámica. • Cookies de análisis: Recogen información sobre el tipo de navegación que está realizando, las secciones que más utiliza, productos consultados, franja horaria de uso, idioma, etc. • Cookies publicitarias: Muestran publicidad en función de su navegación, su país de procedencia, idioma, etc. ¿QUÉ SON LAS COOKIES PROPIAS Y LAS DE TERCEROS? Las cookies propias son las generadas por la página que está visitando y las de terceros son las generadas por servicios o proveedores externos como Facebook, Twitter, Google, etc. ¿QUÉ OCURRE SI DESACTIVO LAS COOKIES? Para que entienda el alcance que puede tener desactivar las cookies le mostramos unos ejemplos: • No podrá compartir contenidos de esa web en Facebook, Twitter o cualquier otra red social. • El sitio web no podrá adaptar los contenidos a sus preferencias personales, como suele ocurrir en las tiendas online. • Tiendas online: Le será imposible realizar compras online, tendrán que ser telefónicas o visitando la tienda física si es que dispone de ella. • No será posible personalizar sus preferencias geográficas como franja horaria, divisa o idioma. • El sitio web no podrá realizar analíticas web sobre visitantes y tráfico en la web, lo que dificultará que la web sea competitiva. ¿SE PUEDEN ELIMINAR LAS COOKIES? Sí. No sólo eliminar, también bloquear, de forma general o particular para un dominio específico. Para eliminar las cookies de un sitio web debe ir a la configuración de su navegador y allí podrá buscar las asociadas al dominio en cuestión y proceder a su eliminación. En todo caso, las Cookies se eliminarán a los 24 meses. CONFIGURACIÓN DE COOKIES PARA LOS NAVEGADORES MÁS POLULARES A continuación le indicamos cómo acceder a una cookie determinada del navegador Chrome. Nota: estos pasos pueden variar en función de la versión del navegador: 1. Vaya a Configuración o Preferencias mediante el menú Archivo o bien pinchando el icono de personalización que aparece arriba a la derecha. 2. Verá diferentes secciones, pinche la opción Mostrar opciones avanzadas. 3. Vaya a Privacidad, Configuración de contenido. 4. Seleccione Todas las cookies y los datos de sitios. 5. Aparecerá un listado con todas las cookies ordenadas por dominio. Para que le sea más fácil encontrar las cookies de un determinado dominio introduzca parcial o totalmente la dirección en el campo Buscar cookies. 6. Tras realizar este filtro aparecerán en pantalla una o varias líneas con las cookies de la web solicitada. Ahora sólo tiene que seleccionarla y pulsar la X para proceder a su eliminación. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Internet Explorer siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Herramientas, Opciones de Internet 2. Haga click en Privacidad. 3. Mueva el deslizador hasta ajustar el nivel de privacidad que desee. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Firefox siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Opciones o Preferencias según su sistema operativo. 2. Haga click en Privacidad. 3. En Historial elija Usar una configuración personalizada para el historial. 4. Ahora verá la opción Aceptar cookies, puede activarla o desactivarla según sus preferencias. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para OSX siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Preferencias, luego Privacidad. 2. En este lugar verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar. Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para iOS siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Vaya a Ajustes, luego Safari. 2. Vaya a Privacidad y Seguridad, verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar. Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Android siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Ejecute el navegador y pulse la tecla Menú, luego Ajustes. 2. Vaya a Seguridad y Privacidad, verá la opción Aceptar cookies para que active o desactive la casilla. Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Windows Phone siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador): 1. Abra Internet Explorer, luego Más, luego Configuración 2. Ahora puede activar o desactivar la casilla Permitir cookies. COOKIES UTILIZADAS EN ESTE SITIO WEB Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible. Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias: • Cookies de sesión, para evitar que los usuarios tengan que facilitar información que ya se ha dado anteriormente. Las cookies te permiten moverte por muchas páginas de un mismo sitio de manera rápida y fácil, sin tener que autentificarte de nuevo o volver a iniciar el proceso en cada zona que visites. Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros: • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google. DESACTIVACIÓN O ELIMINACIÓN DE COOKIES En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. Aquí le dejamos una guía rápida para los navegadores más populares. NOTAS ADICIONALES • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies. • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores. • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas. • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea. Puede consultar información detallada a este respecto en este enlace. Si desea información sobre el uso que Google da a las cookies le adjuntamos este otro enlace. Esta Política de Cookies podrá ser modificada para adaptarla a las novedades legislativas o a las instrucciones de la Agencia Española de Protección de Datos, por ello aconsejamos que la visiten periódicamente.

Cerrar